Más de 1.000 personas han participado ya en Santander en la Sangre

El viernes, función gratuita para jóvenes de 14 a 35 dentro de la programación juvenil del Ayuntamiento.

Más de 1.000 personas han participado ya en las ocho funciones de Santander en la Sangre, las rutas teatralizadas por los escenarios de los crímenes históricos de la ciudad que el espectador puede realizar simplemente como una actividad teatral o acompañado si lo prefiere de un videojuego en su móvil que le permite competir con otros jugadores.

Los chicos y chicas de entre 14 y 35 años de Santander pueden participar sin coste este viernes 2 dos de junio en el safari tecnológico y criminal por la historia negra de la ciudad dentro de la programación del programa de ocio La Noche es Joven que desarrolla el Ayuntamiento.

Santander en la Sangre basa su trama en cuatro crímenes de la crónica negra de ciudad que se ponen en escena en los enclaves más oscuros e intrigantes de la capital cántabra, calles ajenas al circuito turístico pero a las que el montaje aspira a transformar en escenario de cine negro.

Para participar no es necesaria inscripción previa sino simplemente acudir a las 21 horas e inscribirse en el Espacio Joven en la Calle Cuesta de Santander.

Una vez inscrito, el jugador recibirá un enlace para que pueda descargarse en su móvil la aplicación que le permite localizar cada escena e interactuar. El usuario es citado en un lugar “secreto” donde empieza su safari criminal. Una vez allí, el móvil comenzará a enviarle indicaciones para que localice la primera de las escenas del crimen. Mientras se desplaza hasta ella, una voz en su móvil le contará con qué clase de personajes va a encontrarse: chulos, extorsionadores, borrachos y matones a sueldo interpretados por ocho actores en cuatro escenas en ubicaciones relacionadas con el crimen y con la historia de la ciudad.

Una vez localizado el escenario del crimen, el espectador asiste una recreación realista del suceso en la que se emplean las mismas armas, también armas de fuego, utilizadas en el crimen que se recrea. Cuando la escena finaliza, el espectador se convierte en jugador porque recibe en su móvil el aviso de que debe resolver una prueba en el menor tiempo posible. Los jugadores compiten entre sí por ver quien descifra las pistas más rápido y obtiene por ello un premio y el galardón al mejor detective.

Es una producción pionera a nivel internacional que une por primera vez el teatro y la tecnología, a través de un montaje con actores, concebido para ser vivido en directo, y una aplicación para móviles que completa la trama con la participación del espectador.

El desarrollo tecnológico de la aplicación que acompaña a la acción y que aporta desde juegos interactivos que intervienen en el desarrollo de la función hasta información complementaria del pasado oscuro de la ciudad, ha supuesto un reto tanto técnico como artístico para sus autores, el equipo integrado por Pedro Caramés y Héctor S.R. Lanza de Creaciones Semarac.